Mayas, tan cerca del Estado, tan lejos de la modernidad

Río Cahabón, Hidroeléctrica Oxec I. O.I.

La oscuridad es radiante. Y el silencio, estridente. No cuentan tampoco con ninguna señal de telefonía o de internet. “Para hablar por teléfono tenemos que ir hasta allá, al cerro para buscar señal”, señala con el dedo hacia la oscuridad infinita, Eliodoro, nuestro acompañante. Sigue leyendo